CATEGORÍA Blog

¿Por qué reciclar tapones de plástico?

heart-of-plastic-bottle-cap-ekawat-chaowicharat

Hace ya unos años que el reciclaje de tapones se ha convertido en una de las mejores herramientas para ayudar en causas benéficas. Es difícil de entender como el mero hecho de entregar un simple tapón de plástico puede ayudar a personas y colectivos desfavorecidos, al mismo tiempo que proporciona un beneficio económico a las plantas de reciclaje.

La explicación a todo esto es bastante sencilla y se basa en el gran valor que tiene el producto reciclado. Los motivos del valor de los tapones de plástico son varios. En primer lugar, el material del que están hechos es polietileno de alta densidad, un tipo de plástico de mucha calidad y muy valioso en el mercado. Por otro lado es un material que llega muy limpio a las plantas de reciclaje, además ocupa poco espacio y ofrece muchas posibilidades de almacenaje. En definitiva se dan todas las condiciones para que la recolección de los tapones sea rentable y podíamos decir que con tan solo una acción se están consiguiendo tres objetivos: ayuda al medio ambiente, ayuda solidaria y beneficio económico.

Hasta hace unos años, los tapones no se aprovechaban en absoluto. Antes de que las asociaciones empezaran a recogerlos, iban al vertedero debido a que los geoparques no tenían capacidad técnica suficiente para recuperar ese material tan pequeño.

Cada tonelada de tapones (alrededor de 500.000 unidades) se paga sobre unos 200 euros de media. Las asociaciones recolectan la mayor cantidad posible y los venden a las plantas de reciclaje, así convierten los tapones en dinero. Una vez allí, después del proceso de lavado, clasificación, trituración y fundición, el precio de la granza, que es como se denomina al material resultante, asciende a 400 euros por tonelada. El precio final de venta se multiplica por dos ganando las plantas de reciclaje y las asociaciones que entregaron los tapones. Las empresas se ahorran el coste de la mano de obra de separación de los tapones que sería inviable y al mismo tiempo, obtienen un producto limpio y listo para ser transformado. El ahorro es más que evidente.

Muchos de nosotros asociamos el reciclaje de tapones exclusivamente a los típicos de las botellas de plástico, pero existe una amplia gama de tapones de este material que descartamos y que los enviamos directamente al contenedor amarillo de plástico, o lo que es peor, al contenedor orgánico.

A continuación, os mostramos una completa lista de los tapones que contienen polietileno y por tanto, son susceptibles de reciclaje para causas benéficas:

  1. Tapones de botellines de agua, refrescos, etc.
  2. Tapones de detergentes líquidos.
  3. Pistolas de productos de limpieza y limpiadores (siempre que se retiren los muelles y partes de metal).
  4. Tapones de limpiadores.
  5. Boquillas de productos de limpieza que se pulverizan.
  6. Boquillas tipo sifón.
  7. Tapas de alimentos embasados (si llevan la pegatina retirada).
  8. Tapones de los dispensadores Ketchup y Mahonesa de las que se utilizan en hamburgueserías.
  9. Tapas de plástico de botes de suplementos para culturistas (sin pegatinas).
  10. Tapas de refrescos que se utilizan en las hamburgueserías para tapar los vasos de esas bebidas.
  11. Tapón de tetra-briks de leche y también la boquilla siempre que no tenga restos de carton del brik.
  12. Tapa de la cajas de chicles.
  13. Tapas de leche infantil.
  14. Tapas de potitos.
  15. Tapones de botes de nata en spray.
  16. Tapas de botes de especias.
  17. Tapas de los recipientes de golosinas.
  18. Tapa, rosca y tapa grande de los biberones.
  19. Tapas de paté.
  20. Tapones de botellas de aceite de oliva, girasol, etc.
  21. La tapa de los tapers de comida para llevar.
  22. Tapas de plástico de botes de pintura para pintar paredes.
  23. Tapones de pastas de dientes.
  24. Tapones de desodorantes de roll-on.
  25. Tapa de envase de polvos de talco.
  26. Tapa de cajas del tipo de toallitas.
  27. Tapones de bolis tipo Bic y rotuladores.
  28. Pegamento de barra.
  29. Tapa de los pintalabios.
  30. Vasitos dosificadores de medicamentos.
  31. Tapones de bolis de insulina para diabéticos.
  32. Las cápsulas de tapar jeringas.
  33. Las tapas de los chupetes que se utilizan para que no se manchen.
  34. Tapones de bombonas de butano.
  35. Tapones de suavizantes.
  36. Tapones de los botes de espuma o gomina para el pelo.
  37. Tapones de botes de espuma de afeitar.
  38. Tapones de champú y gel de baño.
  39. Tapones de cremas hidratantes.
  40. Tapones de enjuagues bucales.
  41. Capuchas de cepillos de dientes.
  42. Tapones de crema solar.
  43. Tapones de botellones de aceite de coche.
  44. Tapones de mascarilla de pelo, tintes, decoloración, etc.

Es muy importante no guardar tapones que tengan partes metálicas.

En DIN estamos muy concienciados con las causas solidarias y es por eso que hace un par de meses empezamos con la campaña de recogida de tapones DINRecicla, una idea que surgió a raíz de una propuesta de uno de nuestro trabajadores y que está teniendo una increíble acogida por parte de todos los miembros de nuestra empresa. Os invitamos a participar dejando vuestros tapones en una de nuestras sedes:

Calle Nicaragua, 12 en Vigo.

Calle Echegaray, 18 en Pontevedra.

28619275_1607027946085592_2016720324508955821_o

¡Vamos a llenar cajas y más cajas! ¡Animaros todos a participar!

#DINBlog #DINRecicla