CATEGORÍA Blog

La Comunicación Organizacional: importancia y barreras que pueden surgir en las empresas

La comunicación dentro de distintas áreas es un elemento clave en cualquier empresa, al ser el principio de llevar un flujo de información eficaz que fomente la productividad y, por ende, genere un negocio prospero.

Es por esto que existe la Comunicación organizacional, corporativa o constitucional. En DIN S.L. conocemos su importancia y por eso explicaremos de qué se trata, los tipos y las barreras que se pueden presentar en el ámbito laboral.

 ¿Qemprendedores_coperacion1-640x360ué es?

Se puede definir a grandes rasgos como el “conjunto de acciones, procedimientos y tareas que se llevan a cabo para transmitir o recibir información a través de diversos medios, métodos y técnicas de comunicación interna y externa con la finalidad de alcanzar los objetivos de la empresa”.

Al determinar ese conjunto se establecen estrategias de desarrollo, productividad y relaciones internas y externas, que fomentan la mejora en el desempeño del trabajador, lo que genera logros dentro de la organización.

A su vez, la comunicación organizacional permite que los procesos internos de trabajo se desarrollen correctamente, exista un óptimo clima de trabajo y se alcancen los objetivos propuestos.

 Tipos

Existen dos tipos de comunicación organizacional: interna y externa.

  • Desde su aspecto interno se habla de actividades creadas por la organización para generar y mantener las relaciones entre sus miembros.
    Es necesario fomentar el Feedback y crear un buen ambiente laboral que permita la adecuada comunicación entre todos los escalafones de la escalera jerárquica. Con esto se refiere desde los jefes o superiores hacia los trabajadores a través de instrucciones claras, reuniones, cartas, informes, entre otros; así como a la inversa desde el empleado hacia el directivo con reuniones, opiniones y sugerencias; así como por supuesto entre empleados del mismo rango para mejorar la cohesión y el trabajo en equipo.
  • Desde su aspecto externo, son las actividades realizadas por la organización cuyo propósito es dar a conocer la empresa y mantener relaciones con el exterior.
    Esto se realiza a través de las relaciones públicas, publicidad, folletos, notas de prensa, web corporativa y redes sociales. Es por esto, que el elemento humano, por ser parte de la interacción y comunicación que transmiten en estos ámbitos; el entorno, por la influencia y repercusión que se genera; y los contenidos dentro de los mensajes; son esenciales para realizar este tipo de comunicación de manera eficaz.

 Barreras para alcanzar el objetivo

Así como esta herramienta puede ser un recurso eficaz para alcanzar ventajas y logros considerables en la organización, también puede resultar un fracaso si no se emplea de forma adecuada.

Esto se debe a las distintas barreras que pueden surgir para el buen flujo de la comunicación. Entre ellas tendríamos:

  • Que la información llegue o se transmita de manera confusa o poco precisa.
    Puede originarse desde el emisor al no explicar el contenido correctamente, así como desde el receptor por entender el contenido desde otro aspecto. Ambas pueden acarrear a una retroalimentación difícil y negativa de la información.
  • Que el mensaje se distorsione a medida que se va transmitiendo por los diversos canales de comunicación. En especial, si la empresa cuenta con muchas escalas de transmisión.
  • Que el mensaje e información se pierdan por parte de quienes la comunican o la reciben.
  • Que la información sea innecesaria y de mucha cantidad sin valor real o significativo.
  • Que las herramientas tecnológicas para transmitir el mensaje fallen. Como podría ser por un fallo de las redes internas o un colapso de los sistemas.
  • Que el mensaje se encuentre en otro idioma o con expresiones culturales que no son de conocimiento general. Esto puede ocurrir en un contexto internacional cuando empresas manejan sucursales en otros lugares del mundo.
  • En ocasiones, los mensajes verbales pueden distorsionarse o no ser recordados por parte de quien los recibe, por lo que no pasar la información por escrito puede significar una barrera a tomar en cuenta.

En definitiva, la comunicación organizacional es vital para la buena gestión dentro de la empresa y marca la diferencia para ofrecer y manejar un buen servicio.